lunes, 28 de septiembre de 2015

Cuando no puedes ponerle palabras a tus oraciones, DIOS escucha tu corazón.