lunes, 21 de septiembre de 2015

El tiempo de DIOS es perfecto