martes, 22 de septiembre de 2015

Hay que darle un sentido a la vida, por el hecho mismo de que carece de sentido