viernes, 19 de febrero de 2016

Hasta el hombre más cabron y mujeriego se enamora, llora y sufre cuando llega la indicada