sábado, 20 de febrero de 2016

Jamás permitas que nada ni nadie te arranque tus alas, son tuyas por derecho